Después del fin del arte

Después del fin del arte

Arthur C. Danto

Language:

Pages: 245

ISBN: 2:00323169

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Publish Year note: First published in 1997
------------------------

En alguno de sus textos, Arthur Danto ya había situado el fin del arte exactamente en los años sesenta. Sin embargo, y a pesar de esta afirmación radical, ha continuado efectuando una crítica radical de la naturaleza del arte en nuestro tiempo. Después del fin del arte presenta la primera reformulación a gran escala de esa intuición de Danto y muestra como, tras el eclipse del expresionismo abstracto, el arte se ha desviado irrevocablemente del curso narrativo que Vassari definió para él en el Renacimiento, de modo que lo que debe hacerse es señalar el camino hacia un nuevo tipo de critica que resulte capaz de ayudarnos a entender el arte en esta era posthistórica: un tiempo en el que, por ejemplo, las teorías tradicionales no pueden explicar la diferencia entre una obra de Andy Warhol y el producto comercial en el que se inspira. Se trata, pues, de plasmar una serie de consideraciones, tan rigurosas como amenas, sobre los más relevantes temas estéticos y filosóficos con respecto al arte que, a su vez, reflejan a la perfección el pensamiento de uno de los observadores más atentos de la escena estética actual. En este libro, pues, se reúnen, entre otras muchas cosas, el pop, el B+arte del puebloB; , el futuro de los museos y la contribución teórica de un hombre como Clement Greenberg -que hace ya mucho tiempo explico el sentido de la modernidad sobre una base critica fundamentada en la estética- para esbozar una nueva historia del arte que va desde la tradición mimética (la idea de que el arte es una fiel representación de la realidad) hasta los manifiestos de la época moderna (en los que el arte se define como la filosofía del artista). La conclusión es que ya no es posible aplicar las nociones tradicionales de la estética al arte contemporáneo, sino que hay que centrarse en una filosofía de la crítica de arte que pueda arrojar luz con la que quizá sea la característica más sorprendente del arte contemporáneo: que todo es posible. Arthur C. Danto es profesor emérito de Filosofía en la Columbia University, así como crítico de arte en The Nation. Entre sus libros se incluyen The Transfiguration of the Commonplace, Embodied Meanings, Beyond the Brillo Box, Encounters and Reflections (ganador del Premio Nacional de la Critica en la categoría de ensayo) e Historia y narración: ensayos de filosofía analítica de la historia, este ultimo también publicado por Paidós.

Psychoanalyzing Cinema: A Productive Encounter with Lacan, Deleuze, and Žižek

Hunger for Aesthetics: Enacting the Demands of Art (Columbia Themes in Philosophy, Social Criticism, and the Arts)

Ways of Worldmaking

Beyond Evolution: Human Nature and the Limits of Evolutionary Explanation

Patriotism and Nationalism in Music Education

Eighteenth-Century Aesthetics and the Reconstruction of Art

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ruptura principal en el arte de este siglo fue realmente la del cubismo, ésta probablemente no fue hecha por Las señoritas de Aviñón ni por el cubismo analítico sino por la colisión entre la máscara Grebo y la Guitarra. Yves-Alain Bois, Painting as Model, Cambridge, MIT Press, 1990, pág. 79. 4. Intenté demostrar esto filosóficamente en The Transfiguration of the Commonplace, Cambridge, Harvard University Press, 1981, cap. 4; y en The Philosophical Disenfranchisement of Art, Nueva York, Columbia

episodio siguiente fue la abstracción pospictórica. Aunque tal vez nada defina mejor la transición del modernismo a nuestra época que la decreciente aplicación de la teoría estética clásica al arte del momento presente. Por consiguiente, esto es lo próximo que trataré. Box with the Sound of its Own Making (1961), Robert Morris. Cedido por: Seattle Art Museum y el señor y la señora Basley Wright. Crédito de la fotografía: Paul Macapia. 5. DE LA ESTÉTICA A LA CRÍTICA DEL ARTE Comenzaré

históricamente porque no había manera de colocarlo en el relato que tenía que contar. Ni Fry, ni Barnes, ni Greenberg tuvieron que tratar con este problema, ya que el modernismo legitimó al �arte exótico», liberando a sus observadores de la obligación de incluirlo en un relato. Pero quizá esto sucede porque ellos podían tratarlo en forma ahistórica en términos de principios trascendentales —a los cuales Greenberg, siguiendo a Kant, llama gusto—. Pero esto merece una o dos palabras. El gusto fue

posibilidad de si se trata de una causa o de una mera coincidencia. Incluso el expresionismo abstracto �experimentó un interés» en Hopper; al menos De Kooning lo experimentó, aunque se podría considerar como un miembro comprometido del movimiento debido al uso de lo figurativo. �Estás haciendo figuras», le atacó Pollock. �Estás haciendo todavía la misma maldita cosa. Sabes que nunca vas a dejar de ser un pintor figurativo.»6 Y es legendario el revuelo de la crítica cuando De Kooning exhibió Women

observó que después de todo era maravilloso que tuviéramos museos para obras como aquéllas, obras que demandan mucho de nuestra parte para ser capaces de contemplarlas o tener que enfrentarlas en nuestros hogares. Al mismo tiempo, esas experiencias ahora parecen hacer al museo muy vulnerable a cierta clase de crítica social. No son lo que anhelan las multitudes sedientas. Con esto vuelvo a la vasta población de Brooklyn para quienes el museo es, como mucho, un recuerdo de la infancia, o, en el

Download sample

Download